Con tu consentimiento, en Credilemon (Kosmos EQAV S.L.) utilizamos cookies (o tecnologías similares) propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y así mejorar nuestros servicios.
Puedes retirar tu consentimiento, oponerte al procesamiento de datos haciendo click en "Configurar Cookies" o en nuestra Política de Cookies .

Por qué una tarjeta de crédito no siempre es una buena inversión

Tarjetas

Por qué una tarjeta de crédito no siempre es una buena inversión

¿Me conviene disponer de una tarjeta de crédito? ¿Qué ventajas tiene? ¿Qué condiciones?

Publicado por Kosmos

12/11/2021 02:11h

En el mercado bancario mexicano hay infinidad de tarjetas de crédito. Saber cual te conviene según tu perfil y lo que pretendas hacer con ella te ahorrará dinero (y muchos dolores de cabeza).

Comencemos con lo básico.

 

¿Qué es una tarjeta de Crédito?

Una tarjeta de crédito es un producto bancario que da la posibilidad al cliente de financiar sus compras. Es decir, que al pagar con una tarjeta de crédito, un cliente de un banco no está pagando, sino endeudándose con el banco (tendrá que devolver el importe de la compra además de los intereses de la tarjeta de crédito).

 

¿Y una tarjeta de débito?

La diferencia básica es que la tarjeta de débito no es un sistema de financiación. Cuando un cliente de un banco paga un producto o servicio con una tarjeta de débito no está creando una deuda, sino pagando esa compra con el dinero que ese cliente tiene en su propia cuenta bancaria. Por lo que no tendrá que devolver al banco ni el importe de la compra ni ningún tipo de interés.

Existen tarjetas de débito que en el caso que el cliente esté en descubierto o números rojos, pueda pagar igualmente, volviéndose así la tarjeta en una tarjeta de crédito.

 

Errores más comunes con las tarjetas de crédito

Elegir por colores

Cada vez hay tarjetas de crédito más coloridas y personalizables. Pero una tarjeta no es un complemento o una prenda de moda. Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de elegir tarjetas de crédito son sus condiciones.

Compara diferentes bancos y tarjetas y elige la que más te convenga. Haz una lista donde se incluyan condiciones básicas como:

  • Coste anual de mantenimiento.
  • CAT
  • Tasa de interés.
  • Comisiones de apertura.
  • Obligación de contratar seguros (que pueden ser innecesarios).
  • Fecha de corte.
  • Multas o penalizaciones por impagos o retrasos en pagar la deuda.

 

Pagarlo todo

El error más habitual que cometemos con la tarjeta de crédito es pagar por compras que podríamos pagar con nuestro propio dinero. Como ya hemos dicho, un pago con una tarjeta de crédito no es un pago, sino un pequeño préstamo por el monto de una compra. Como todos los préstamos, esa transacción generará unos intereses que deberemos pagar.

¿Qué sentido tiene hacer la compra semanal, ir al cine o comprar el abono de transportes con una tarjeta de crédito (y tener que pagar intereses!) si podemos pagar con nuestro propio dinero?

En este caso lo que deberíamos utilizar es una tarjeta de débito (que además de no generar intereses, suelen tener un costo de mantenimiento menor).

 

Comprar impulsivamente

Otro de los errores más comunes es vivir en el CARPE DIEM y pensar que tu yo de mañana "ya pagará". No compres impulsivamente ni te dejes llevar. Una tarjeta de crédito puede convertirse en un pozo sin fondo o llevarte a un espiral de endeudamiento que puede afectar tu historial crediticio.

Antes de realizar cualquier compra con una tarjeta de crédito piensa y reflexiona si vas a poder pagar la compra (y sus intereses) cuando llegue el momento de pagar.

 

¿Cual es la situación en México?

Aunque suene extraño, México es un país con muy pocas tarjetas, tanto de débito como de crédito. Según el último estudio del World Bank de 2017 sólo 1 de cada 4 mexicanos dispone de una tarjeta de débito y 1 de cada 10 de una tarjeta de crédito.

Porcentaje de habitantes que disponen de tarjetas de crédito o débito

 

Estos datos son muy bajos si los comparamos con los de los países europeos o el resto de norteamérica donde la mayoría de países suelen tener más de un 80% de habitantes con tarjetas de débito y un 50% en crédito. Incluso, comparando con otros países latinoamericanos, México está a la cola en tarjetas.

Esto puede crear una sensación de "exclusividad" al tener una tarjeta de crédito y caer en los errores ya vistos anteriormente. Así que si estás pensando en pedir una, házlo siguiendo los consejos que te hemos descrito en este artículo.

Compartir artículo

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios. Sé el primero en comentar.

Añade un comentario