¿Es posible ahorrar con la regla 50 30 20?

Ahorro

¿Es posible ahorrar con la regla 50 30 20?

En los últimos años han aparecido diferentes técnicas y reglas para el ahorro. Pero, ¿Es posible aplicarlas a nuestro día a día?

Publicado por Kosmos

29/03/2021 05:03h

Todos hemos tenido la sensación que no ahorramos y a la vez no sabemos dónde ha ido nuestro dinero. Es muy común hacer una contabilidad parcial de nuestros gastos teniendo en cuena sólo los gastos fijos (renta, hipoteca, electricidad, internet, teléfono, gasolina, comida, etc.) y olvidando gastos que a priori pueden parecer pequeños, como comer en un restaurante, ir al cine, las suscripciones de internet u otros caprichos.

Para evitar el descontrol que nos suponen estos pequeños gastos existe la regla 50-30-20, una manera de crear un presupuesto mensual dividiendo los gastos mensuales en 3 categorías:

 

Regla 50 30 20

  • 50% para gastos imprescindibles (necesidades): Son los gastos básicos que todos necesitamos pagar. En esta categoría se sitúan los gastos habituales de vivienda, pago de deudas, suministros (electricidad, gas, agua), comida, seguros, transporte, ropa y educación.
  • 30% para caprichos y lujos: En esta categoría se sitúan los gastos pequeños de los que hablábamos antes. Ir a cenar a un restaurante, la suscripción a algúna plataforma de streaming, viajes, hobbies y compras no necesarias.
  • 20% para ahorro: Para que esta regla funcione, hay que destinar un 20% de los ingresos mensuales al ahorro. Esto implica que ese ahorro sea constante y que se cumpla cada mes. 

 

Del papel a la realidad

Como todos sabemos, la teoría está muy bien. Pero ¿Podemos adaptar esta regla a nuestras vidas? ¿En méxico? ¿En medio de una pandemia global? ¿Con los problemas económicos que tenemos?

Sueldos

Porcentaje de trabajadores

Entre 0 y un salario mínimo

23.3%

Entre 1 y 2 salarios mínimos

34.5%

Entre 2 y 3 salarios mínimos

15.2%

Fuente: INEGI (Encuesta nacional de Ocupación y empleo).

Según los datos del INEGI en cuanto a la distribución de los salarios y considerando la subida del 15% del salario mínimo que ha aplicado el gobierno en el 2021, un 73% de los trabajadores mexicanos cobra entre $0 y $12,750 pesos mensuales (3 salarios mínimos), y hasta un 58% de los trabajadores, menos de $8,500 mensuales (2 salarios mínimos).

Si, además, tenemos en cuenta que la última encuesta de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) sobre el precio de la renta en México, podemos ver que la posibilidad de ahorro de los mexicanos es muy limitada. La renta de departamentos promedio va entre los $7,000 mensuales en estados como Nuevo León, hasta los $29,800 de Ciudad de México.

Veamos un ejemplo.

Consideremos una família con 4 miembros, dos de los cuales trabajan y ganan unos $10,000 mensuales cada uno con una renta de $12,000 mensuales. Esto implica que esta familia debe gastar un 60% de sus ingresos únicamente en la renta del departamento, por lo que sus posibilidades de ahorro se ven drásticamente limitadas con esta regla, ya que requiere un 50% no sólo para la renta, sino para todos los gastos fijos.

 

¿Qué puedo hacer?

Como hemos visto en este post aplicar ciertas reglas de ahorro se hace muy difícil para la mayoría de trabajadores de nuestro país. Pero no te desanimes, esto no significa que si no se aplica la regla del 50-30-20 (u otras como el 50-40-10) no se pueda ahorrar de ninguna manera.

Lo importante de estas reglas no es cumplir los porcentajes al pie de la letra, sino tener la disciplina de establecer un límite de ahorro mensual (dentro de tus posibilidades) e intentar cumplirlo de manera rigurosa cada mes.

En definitiva, lo que no importa es si estableces un 20%,10% o 5% mensual, sino que lo te propongas ahorrar al mes, sea una cantidad constante y cumplas siempre con ello.

Compartir artículo

Artículos relacionados

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios. Sé el primero en comentar.

Añade un comentario

Responsable del tratamiento: KOSMOS EQAV, S.L.

Finalidad: Publicación de comentarios en el sitio web.

Base jurídica: Consentimiento del usuario en el presente formulario.

Destinatarios: No se comunicarán los datos del usuario a terceros (salvo por obligación legal).

Derechos: Tienes derecho a consultar, modificar, suprimir tus datos según lo indicados en las Políticas de Privacidad.

Puedes consultar la información detallada sobre nuestra política de protección dedatos haciendo click aquí