Con tu consentimiento, en Credilemon (Kosmos EQAV S.L.) utilizamos cookies (o tecnologías similares) propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y así mejorar nuestros servicios. Puedes retirar tu consentimiento, oponerte al procesamiento de datos haciendo click en "Configurar Cookies" o en nuestra Política de Cookies .

Todo lo que necesitas saber antes de solicitar un préstamo

Préstamos

Todo lo que necesitas saber antes de solicitar un préstamo

¿Necesitas un préstamo y no sabes todo lo que implica? ¿No sabes lo que es un CAT? ¿Tienes que pagar impuestos sobre los intereses?

Publicado por Kosmos

06/08/2021 08:08h

Antes de pedir un préstamo hay muchas implicaciones a tener en cuenta. Aquí te las explicamos de una manera sencilla para que puedas ver si el préstamo que estás considerando te conviene.

Tasa de interés

¿Obvio, no? Lo primero y más importante a tener en cuenta a la hora de pedir un préstamo es la tasa de interés. Hay diferentes tipos de tasas de interés calculadas de diferentes maneras, pero no nos vamos a entretener con esto.

La tasa de interés que usan la mayoría de bancos en México es el CAT (Costo Anual Total). Como su propio nombre indica, el CAT es el monto total que pagarás cada año incluyendo intereses, IVA, comisiones y otros gastos que puedan existir. Un CAT alto no siempre implica una alta tasa de interés. Hay préstamos y tarjetas de crédito que todo y tener una baja tasa de interés, tienen unas comisiones muy grandes que afectan al CAT.

No aceptes préstamos con CAT alto sin antes pedir un desglose de los costos y comparar en otras entidades financieras.

Para tener un valor orientativo, un CAT ideal para un préstamo rondaría el 22-30% (dependiendo de tu perfil financiero). Si te ofrecen créditos con un CAT mayor, lo mejor es que acudas a otras entidades financieras y compares. También hay que tener en cuenta que el CAT variará mucho en función del monto del préstamo y el plazo. 

Otros gastos

Además de la tasa de interés, los préstamos suelen conllevar otros gastos. Aquí los vemos por separado:

  • IVA: Sí, aunque suene raro, los préstamos (excepto los hipotecarios) incluyen IVA sobre los intereses generados.
  • Comisiones: Muchos préstamos y tarjetas de crédito incluyen comisiones (de apertura, cancelación, modificación...). Pedir un desglose de las comisiones que pueda tener un préstamo es esencial a la hora de decidir..
  • Seguros: Para préstamos con grandes montos, los bancos suelen pedir seguros laborales o de vida. Este costo suele incluirse en el CAT.

Buró

En artículos anteriores ya hemos desmentido algunos mitos sobre el Buró de Crédito. A modo de resumen, podemos decir que con una baja puntuación en Buró te será más difícil encontrar entidades financieras que quieran concederte préstamos. Y, en general, los ofrecerán con una alta tasa de interés debido al riesgo que supone prestar a alguien con impagos.

A no ser que sea estrictamente necesario pedir el préstamo, te recomendamos que si tienes una baja puntuación de buró, resuelvas primero tus deudas pendientes y así no tener que pagar intereses astronómicos en nuevos préstamos.

Pagos anticipados

La posibilidad de incluir pagos anticipados es una opción muy interesante para los créditos personales. Si en algún momento has ahorrado un cierto monto de dinero y no tienes pensado gastarlo, anticipar pagos puede ser una opción, no sólo para acabar de pagar el préstamo antes, sinó para ahorrar una buena cantidad de intereses.

No todos los bancos ofrecen préstamos con posibilidad de pagos anticipados, por lo que deberás ver si los préstamos que estás considerando contemplan esta posibilidad.

Compartir artículo

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios. Sé el primero en comentar.

Añade un comentario